Noticias

Semana congregacional en Barcelona



10 de Mayo de 2017
Fernando Cordero ss.cc.
(0) Comentarios

En la semana congregacional de este año en Barcelona estamos contando con el testimonio de la hermana Noemí García Carlos, religiosa de los Sagrados Corazones, que actualmente vive en Salamanca, donde trabaja, junto con otras hermanas ss.cc., en la Casa de Acogida Padre Damián para personas sin hogar de Cáritas. El domingo por la tarde dio su testimonio en la eucaristía en la iglesia de los SS.CC. de la avda. República Argentina, también ha compartido su experiencia con una comunidad juvenil.


Noemí, en sus encuentros con nuestros alumnos, hace continua referencia al Padre Damián. Pero no de una manera teórica, sino desde el corazón, lo que supone para ella estar cerca de personas que sienten el rechazo, la exclusión de la sociedad, que han de reintegrarse, es decir, adquirir nuevamente hábitos de higiene, horarios, comidas... A veces, cuesta, el olor o, todavía más, las historias que ella escucha atentamente de estas personas que han de buscar un nuevo norte a su existencia. Ahí, al final del día, con sus hermanas, ora y recuerda a Damián, con su pipa, cuando entraba en las chozas de los enfermos de lepra para que el tabaco le ayudara a mitigar el deterioro y la descomposición que genera dicha enfermedad.

Celebrar este año a San Damián, trayendo tan cerca historias, rostros de personas cuya vida fue tan normal como la nuestra, pero a las que se les torció el camino por la pérdida de seres queridos, por la crisis económica, por haber caído en adicciones... Y, no nos engañemos, cómo "matan" las adicciones del alcohol, de la droga o de las propias tecnologías cuando nos imposibilitan acceder al otro.

Gracias, Noemí, por hablar desde la oración, desde lo que vives, con transparencia y autenticidad. Tener a un buen grupo de adolescentes a las tres de la tarde sin "pestañear" solo se consigue si se comunica con autenticidad lo que se vive. Así lo estás haciendo, sintiéndote hermana de tus hermanas y hermanos y muy próxima al Corazón de Dios, donde caben todos los pequeños, excluidos y necesitados. ¡Gracias! Ojalá también nosotros nos comprometamos como san Damián a "levantar" a tantas personas "tiradas" en la cuneta de la vida.

     
 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!