Noticias

El don de la Palabra



05 de Marzo de 2017
Redacción
(0) Comentarios

Comentario a la Palabra del primer Domingo de Cuaresma, de la mano del P. Osvaldo Aparicio ss.cc.


Hemos iniciado la Cuaresma. El Papa, en su Mensaje cuaresmal, nos recuerda que es este un tiempo muy propicio para renovarse en el encuentro con Cristo vivo en su Palabra, en los sacramentos y en el hermano.

Partiendo de esta orientación del Papa queremos que el hilo conductor de nuestra Cuaresma sea el esfuerzo por renovar el encuentro con Cristo vivo. Ese es, pues, nuestro propósito cuaresmal. Cada domingo la Palabra de Dios nos irá dando pistas para conseguirlo.

La primera lectura de hoy, tomada del libro del Génesis, nos presenta el relato del Paraíso y del pecado, y el Evangelio proclama las tentaciones de Jesús en el desierto. Estas dos narraciones nos presentan dos actitudes contrapuestas con respecto a la relación con Dios y al cumplimiento de su voluntad; en la primera aparece la infidelidad y el desencuentro con Dios y, en la segunda, en cambio, se manifiesta la fidelidad y el encuentro profundo con el querer de Dios.

Infidelidad y desencuentro. Seguramente no es necesario insistir en que no debemos quedarnos en el ropaje simbólico (género literario) con que se cuenta la caída de Adán y Eva como si se estuviera describiendo simplemente un primer pecado cuyas consecuencias las sufrimos los demás sin tener arte ni parte. La realidad es que el mensaje que transmite este relato es tan actual que refleja nuestra propia actitud y comportamiento. Adán y Eva somos cada uno de nosotros. Por eso, nos está llamando a reflexionar sobre nuestro propio pecado y desencuentro con Dios, porque, cuando cedemos a la tentación del egoísmo y del orgullo (¡Seréis como Dios!), dejamos de serle fieles y se produce el desencuentro con Dios y con el prójimo.

Fidelidad y encuentro. El Evangelio, mediante el cuadro de las tres tentaciones de Jesús en el desierto durante cuarenta días, está sintetizando, en el espacio y en el tiempo, la tentación constante a la que Jesús se vio sometido durante su vida y cómo la fue venciendo. Jesús sufrió la tentación de abandonar la misión que el Padre le había encomendado, pero supo dominarla. Frente a la tentación de un mesianismo materialista, fastuoso y de poder, Jesús fue fiel al plan del Padre de salvar a sus hermanos los hombres con la austeridad y la sencillez, el servicio y la entrega sin límites.

Jesús nunca se apartó de la voluntad del Padre (Aquí estoy, Señor, para hacer tu voluntad) y vivió siempre en íntima comunión con él. A la primera tentación de convertir las piedras en pan, Jesús responde: No solo de pan vive el hombre, sino de toda palabra que sale de la boca de Dios. Jesús alimentó su vida de oración y su relación con el Padre por medio de la Palabra. Él asistía, por ejemplo, los sábados a la oración comunitaria en la sinagoga para escuchar las Escrituras y las comentaba, como claramente se nos dice en alguno de los pasajes evangélicos.

El Papa, en su mensaje cuaresmal, que lleva por título “La Palabra es un don. El otro es un don”, comenta la parábola del hombre rico y del pobre Lázaro y nos dice que la Cuaresma es tiempo propicio para renovarse en el encuentro con Cristo vivo en la Palabra… Nos señala también que la actitud de Jesús en el desierto, venciendo los engaños del Tentador, nos muestra el camino a seguir. Pide además el Papa Francisco que El Espíritu Santo nos guíe a realizar un verdadero camino de conversión, para redescubrir el don de la Palabra de Dios…

La raíz de los males del hombre rico, resalta el Papa, está en no prestar oído a la Palabra de Dios; esto es lo que le llevó a no amar ya a Dios y, por tanto, a despreciar al prójimo.

Podemos ahora preguntarnos nosotros: ¿Está también la razón de nuestra tibieza en la fe y de nuestra falta de compromiso cristiano, de nuestro desencuentro con Dios y alejamiento del hermano, en que no acogemos el don de la Palabra, ni alimentamos con él nuestra vida de creyentes?

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!