Noticias

“¡Seamos fermento de esperanza!”



06 de Noviembre de 2016
Redacción
(0) Comentarios

Comentario a la Palabra de Dios del Domingo, a cargo del P. Osvaldo Aparicio Jiménez ss.cc.


El día 1 celebrábamos la fiesta de Todos los Santos, expresión de la trascendencia del hombre y afirmación de la victoria de la vida definitiva sobre la muerte; san Pablo, al meditar sobre la Resurrección de Cristo, no podía menos de exclamar: “¡La muerte ha sido absorbida en la victoria!, y, entusiasmado, preguntaba: ¿Dónde está, muerte, tu victoria? ¿Dónde está, muerte, tu aguijón?”.

La palabra de Dios vuelve a incidir hoy en el tema de la resurrección de los muertos. El Evangelio nos narra la conocida trampa “saducea” que le tienden a Jesús basándose en la ley judía: si una mujer enviudaba sin hijos, el hermano de su marido debía tomarla por esposa. Los saduceos negaban la resurrección y pensaban que con su capciosa trampa iban a “pillar” a Jesús; sin embargo, la respuesta de Jesús les deja descolocados y, añade el evangelista, que ya nadie se atrevía a preguntarle nada. Jesús afirma: Dios no es Dios de muertos, sino de vivos, porque para él todos están vivos.

¿Tiene la muerte la última palabra sobre la vida? ¿Todo se termina al deshacerse nuestra vida aquí en la tierra?

Con frecuencia nos asaltan dudas sobre el más allá y sobre nuestra trascendencia. Jesús nos dice que si creemos en el Dios de la Vida, debemos confiar plenamente en la fuerza de su amor, y san Pablo nos exhorta a la esperanza: Nosotros creemos que Jesús ha muerto y resucitado, y que, por tanto, Dios llevará consigo a los que han muerto unidos a Jesús… y estaremos siempre con el Señor (1Ts 4.14.17).

Lo cierto es que vivimos en un ambiente teñido de escepticismo y de agnosticismo referente a la vida definitiva después de la muerte; pues, en medio de este ambiente, el ser testigos de esperanza debe ser precisamente uno de los distintivos del cristiano, porque la vida no termina, se transforma; y, al deshacerse nuestra morada terrenal, adquirimos una mansión eterna en el cielo.

La esperanza en que Dios mismo nos resucitará es la fuerza que alentó a mantenerse fieles hasta el martirio a los siete hermanos y a su madre; de ello nos habla la primera lectura de hoy, tomada del segundo libro de los Macabeos. En torno al siglo II a.C., los judíos fieles a la Ley de Moisés son perseguidos y torturados. El segundo de los hermanos, estando a punto de morir, dijo: Tú, malvado, nos arrancas la vida presente; pero cuando hayamos muerto por su ley, el Rey del universo nos resucitará para una vida eterna. Y el cuarto hermano dijo: Vale la pena morir a manos de los hombres, cuando se tiene esperanza de que Dios mismo nos resucitará.

Esperanza en la resurrección y ser testigos de ella incluso hasta el martirio. En la fecha de hoy, 6 de noviembre, la Iglesia recuerda precisamente a todos los “Mártires del siglo XX en España”, entre los que se encuentran los cinco religiosos de nuestra Congregación de los Sagrados Corazones y que están inhumados en nuestro templo: Teófilo, Isidro, Gonzalo, Eladio y Mario.

Ellos fueron firmes y valientes testigos de la fe y ellos nos animan a ser testigos en la fe en medio de la dificultad de creer que afecta a muchos y a nosotros mismos.

Ante el ejemplo y testimonio de estos mártires, así hablaba el papa Francisco en su mensaje a los peregrinos congregados en Tarragona el día de la beatificación (13 octubre 2013): Imploremos la intercesión de los mártires para ser cristianos concretos, cristianos con obras y no palabras; para no ser cristianos mediocres, cristianos barnizados de cristianismo pero sin sustancia; ellos no eran barnizados, eran cristianos hasta el final; pidámosles su ayuda para mantener firme la fe, aunque haya dificultades, y seamos así fermento de esperanza y artífices de hermandad y solidaridad.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!