Noticias

El "gusanillo" de querer ver a Jesús



30 de Octubre de 2016
Redacción
(0) Comentarios

Comentario a la Palabra de Dios de este Domingo, de la mano de Osvaldo Aparicio ss.cc.


(Foto de Manuel Gª Ripado ss.cc.)

El episodio de Zaqueo, jefe de publicanos y rico, es muy conocido. Los publicanos eran personas contratadas por Roma en cuyo nombre recaudaban los impuestos. Con frecuencia aprovechaban su situación para enriquecerse. Tal era el caso de Zaqueo como él mismo reconoce cuando Jesús se hospeda en su casa.

Pero, a pesar de ello, hay algo en él muy positivo y que no pude pasar desapercibido ya que es tan importante para su encuentro con Jesús: Zaqueo tenía el “gusanillo” de querer ver y conocer a Jesús.

Como jefe de recaudadores Zaqueo era una persona muy principal y conocida en la población; pero, a pesar de ello, ese “gusanillo” de conocer a Jesús le lleva a perder el sentido del ridículo y a no dudar en encaramarse a un árbol para, al menos, satisfacer así un poco su curiosidad y deseo de ver a Jesús cuando pasara cerca.

Jesús intuye lo que hay en el interior de Zaqueo, y responde a sus deseos. Al pasar cerca del árbol, se detiene y le dice a Zaqueo que baje deprisa porque es necesario que hoy me quede en tu casa. A Jesús tampoco le importan las murmuraciones de que es objeto por entrar en relación con alguien que es tenido por pecador. A Jesús le importa la persona de quien tiene deseos de conocerlo. Jesús responde con creces a lo que Zaqueo buscaba y la salvación entra a raudales en su casa.

Nuestra diócesis está embarcada en el Plan de Evangelización para cumplir mejor con su misión de anunciar a Jesús y de que su Buena Notica del reino de Dios llegue a todos los diocesanos. Para ello quiere que todos los feligreses, profundizando en el encuentro con Jesús, seamos de verdad “cristianos misioneros”.

Evangelizar nuestra diócesis; pero, volviendo al aspecto del Evangelio de Zaqueo que hoy destacamos, podemos preguntarnos: Pero, ¿hay en el ambiente de nuestra sociedad ese “gusanillo” de querer ver a Jesús para que pueda dar fruto el anuncio del reino de Dios?, ¿nuestros niños y adolescentes, jóvenes y adultos tienen ese deseo de conocer a Jesús y de aceptar su amistad?

La gran dificultad con que chocamos en la tarea evangelizadora es el no encontrar en la sociedad ese “gusanillo”, ese interés hondo de conocer a Jesús para que el mensaje que trasmitimos cale, profundice y perdure.

Ser “cristiano misionero” nos está pidiendo a todos que nuestra fe y amistad con Jesús sea cada vez más profunda. El Papa nos dice: "Invito a cada cristiano, en cualquier lugar y situación que se encuentre, a renovar ahora mismo su encuentro personal con Jesucristo o, al menos, a tomar la decisión de dejarse encontrar por Él, de intentarlo cada día sin descanso" (E.G., nº 3).

Este encuentro con Jesús cambiaránuestras vidas como a Zaqueo y nos impulsará a que despertemos y sembremos en nuestro ambiente el deseo de ver y conocer a Jesús.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!