Noticias

El desalojo del adiós



25 de Agosto de 2016
Redacción
(0) Comentarios

Columna de Dolores Aleixandre RSCJ en la revista 21 de este mes de agosto.


De un tiempo a esta parte despedirse diciendo adiós empieza a resultar raro y está siendo desalojado por otras fórmulas: “Hasta luego” (aunque el luego no esté en el horizonte), “Suerte”, “Cuídate” o “Que tengas un buen día”. Lo del buen día te lo desean por igual los que te asaltan a la salida del metro con sus carpetas de causas benéficas, o la gitana del ramito de romero, y además te lo repiten aunque no firmes nada ni cojas el ramito, dejándote un poco abochornada ante su amabilidad. Quizá sea una consigna municipal y diocesana: hasta los curas que parecían más adustos han sucumbido a la frase y nos lo desean al final de la misa, esbozando un amago de sonrisa.

Si pienso en lo que considero “tener un buen día” (que las cosas salgan según mis planes, no tener contratiempos...), veo que mi coincidencia con el Evangelio es nula porque Jesús pone como modelo de “buen día” el de aquel samaritano al que se le fastidió su itinerario por atender al herido. En todo caso me suena bien la posibilidad de que le dijera al joven rico aunque le dejaba plantado y se alejaba a toda prisa para consultar el IBEX 35: “¡Que tengas un buen díaaaaa!”...

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!