Noticias

Gratitud por la "Hoja dominical"



31 de Julio de 2016
Redacción
(1) Comentarios

Este comentario al evangelio dominical es el último que realiza Miguel Díaz ss.cc. como párroco de Ntra. Sra. de la Encina (Salamanca).


Nos dice Miguel:

“Después de casi 13 años, éste es el último envío de la hoja del domingo. Comencé en San Víctor, donde estuve 6 años y he continuado los 7 de El Encinar. Ahora, en mi nuevo destino de Miranda de Ebro, cambia mi ministerio pastoral. No es una parroquia. Primero debo situarme y después veré si puedo hacer algo parecido a la hoja dominical, aunque no lo veo fácil. De todas formas, en internet hay infinidad de comentarios y homilías que nos pueden ayudar a comprender, acoger y comunicar la Buena Noticia que Dios nos proclama cada domingo. Con este mismo deseo he ido escribiendo la hoja. Pensando sobre todo en quienes, domingo tras domingo, en San Víctor y en Nuestra Señora de la Encina, se llevaban la hoja a casa para leerla y ‘orarla’. Muchas gracias a todos. Y que, de una u otra forma, nos sigamos apoyando y ayudando en la “lectura orante y creyente” de la Palabra de Dios. Un fuerte abrazo a todos”.

Enrique Losada escribe también el siguiente mensaje, del que nos hacemos eco en nombre de todos los lectores de la Hoja Dominical: "En mi nombre y en el de tantos usuarios de tu hoja dominical, te agradezco mucho este servicio de hacernos llegar tu escucha, comprensión y anuncio de la Palabra de Dios de cada domingo. Creo que soy un intérprete del sentir general al decirte que tus ‘hojas dominicales’ han sido inspiración para esa ‘lectura creyente y orante’ de la Palabra a la que nos has invitado".

Acumulación egoísta: vanidad de vanidades

En el camino hacia Jerusalén, Jesús habla al grupo de discípulos y a todos los que, como nosotros, queremos seguirle: nos pide que seamos buenos samaritanos, nos envía en misión, nos enseña a orar... Hoy nos enfrenta a algo tan prosaico y a la vez tan buscado y añorado como la riqueza o el dinero. Y lo hace con un ejemplo fácilmente comprensible a quien quiera entenderle y seguirle.

Por encima de los bienes y de la riqueza está la vida que Dios regala. En realidad, el rico de la parábola está desperdiciando la vida. Volvamos la mirada a nosotros y a nuestro mundo. Vemos que la acumulación pura y dura bloquea la generosidad y la capacidad de hacer propios los sufrimientos de los demás. Por eso, el único comportamiento evangélico aceptable es romper la dinámica de la acumulación.

Ser discípulo de Jesús conlleva una visión y una práctica solidaria de la existencia y de los bienes. Jesús nos hace ver las trágicas consecuencias que para las personas y los pueblos pobres tiene nuestro afán de acumular. Lo estamos viendo todos los días, a pequeña y a gran escala.

“Buscad los bienes de allá arriba”: es decir los bienes que Jesús buscó y compartió ya en la tierra -confianza en Dios, entrega a los demás, ayuda al necesitado, acogida, servicio, misericordia en actos concretos...-; son valores que permanecen para siempre; de ellos disfrutamos en la tierra y seguiremos disfrutando en el nuevo mundo. No tengamos miedo a perderlos. Nadie nos los podrá arrebatar ni en esta vida ni en la otra.

Sin este horizonte de vida en plenitud para todos y para siempre, cuando el corazón está puesto en el tener y acumular, en la imagen y el poder, ¡qué acertado es el duro análisis del sabio Qohelet: “Vanidad de vanidades y todo vanidad... También esto es vanidad”.

 
Comentarios
 
1  |  Fernando B A  | 31-07-2016

Querido amigo y compañero de camino. De verdad esto es como una despedida. Tanto tiempo disfrutando de tus ideas, sentimientos, comentarios...! Eternamente agradecido. Espero que, de alguna manera, vuelvas a acompañarnos en la asimilación y disfrute de la Palabra. Un abrazo.

 
1
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!