Noticias

Celebrando a San Damián de Molokai



10 de Mayo de 2016

(0) Comentarios

En la tarde del pasado sábado 7 de Mayo, la familia religiosa de los Sagrados Corazones de Madrid se reunió para celebrar la festividad de San Damián de Molokai. Hermanos y Hermanas de las diferentes comunidades de la zona, así como los miembros de la Rama Secular de Madrid, nos encontramos en la Parroquia de los Sagrados Corazones.


En una lluviosa tarde, y tras los primeros saludos, nos pusimos en presencia del Señor en la capilla para comenzar esta celebración.

"Me siento el misionero más feliz del mundo". Con estas conocidas palabras de nuestro hermano Damián, comenzó la Adoración. Damián hace suyas las palabras de María en el Magníficat y nos invita a todos a ser testigos felices de la Buena Noticia que es Jesús, aún en medio de la dificultades, y especialmente cerca de las personas más desfavorecidas. Para Damián fueron aquellos leprosos de la isla de Molokai, para nosotros son todas las personas que sufren las lepras de hoy: inmigrantes, refugiados, parados de larga duración, enfermos, ancianos, excluidos... un larga lista a la que cada uno de nosotros fuimos poniendo nombre durante la Adoración, pero sobretodo, a los que fuimos poniendo rostro.

Recordamos el pasaje del Evangelio en el que Jesús se encuentra con un leproso... Nos dice el Evangelio que sintiendo lástima, Jesús extendió la mano y le tocó. Jesús se compadece, se deja afectar por aquel hombre y su miseria, Jesús extiende la mano y hace algo increíble: tocarle. Con ello él mismo se vuelve impuro, él mismo se vuelve maldito de Dios y marginado de los hombres. Pero para Jesús todo eso es secundario, porque para el Hijo de Dios lo importante, lo fundamental es la misericordia

Nadie como Damián vivió este Evangelio en la lejana isla de Molokai. Y este pasaje es para toda la Iglesia, y para nuestra Congregación, una continua invitación al espíritu misionero, al encuentro con los hermanos que más sufren, a contemplar y anunciar el rostro misericordioso de nuestro Dios.

Concluimos este rato de Adoración de la mano de María: "Amiga de Damián, protectora de los perseguidos, refugiados e inmigrantes...¡ruega por nosotros!"

Finalizamos el encuentro con un ágape fraterno, en el que pudimos compartir también un poco más de nuestra vidas, y de la vida de nuestras comunidades.

Emilio López Anreus

Rama Secular de los SSCC de Madrid

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!