Noticias

La hermana Clare



22 de Abril de 2016
Enrique Moreno Laval ss.cc.
(1) Comentarios

Artículo de Enrique Moreno Laval ss.cc. en su blog Araw-araw.


Comenzaba a escribir la pequeña historia de la semana cuando, casualmente, llegó hasta mí otra historia: la de la hermana Clare Crockett, 34 años, irlandesa. Sentí de inmediato que debía compartirla con ustedes.

Clare nació en una familia católica en el norte de Irlanda, en el condado de Derry, conocido también como Londonderry. Ella misma narró de esta manera una experiencia de su infancia: “Cuando yo era pequeña allí en Irlanda, los términos católico y protestante eran solamente políticos. Si nacías en una familia católica no significaba necesariamente que ibas a misa o tenías una formación en la fe católica. Los católicos, que querían una Irlanda unida, mataban a los protestantes; y los protestantes, que no querían una Irlanda unida, mataban a los católicos. Para mí, eso es lo que significaba ser católica. Dios no tenía ningún papel en mi vida. En una sociedad donde prevalecía el odio, no había sitio para Dios”.

Desde pequeña, Clare quiso ser actriz. Logró entrar a una compañía de teatro donde había un representante que gestionaba las carreras de las futuras actrices. Clare tenía condiciones para el oficio. Al poco tiempo, presentaba unos programas de televisión, escribía guiones y actuaba en algunos montajes teatrales; ganaba premios e incluso hizo un pequeño papel en una película. Y dice de sí misma: “Me gustaba la fiesta. Desde los 16 o 17 años mis fines de semana consistían en emborracharme con mis amigos. Gastaba todo mi dinero en alcohol y cigarrillos”.

Pero a los 18 años su vida tuvo un vuelco totalmente inesperado. Recibió una invitación para viajar gratis a España por una semana. Pensó que “era genial”, y que lo seguiría pasando tan bien como en Irlanda. Pero se trataba de una peregrinación religiosa en semana santa. Algo le pasó con Jesús. Después de ese “algo”, todo empezó a cambiar. Cuenta Clare que se preguntó: “Si Jesús ha hecho esto por mí, ¿qué voy a hacer yo por él?” Pero sus resistencias eran fuertes. Se decía a sí misma: “No puedo dejar de beber, de fumar, de salir de fiesta, mi carrera, mi familia”.

Vino una nueva peregrinación, esta vez a Italia. Hizo un alto en su trabajo mientras filmaba una película en Inglaterra y aceptó ir a Roma. Volvió a sentir un llamado interior que no la dejaba tranquila. Alguien le dijo, “¿no has pensado en la vida religiosa?” Su respuesta fue espontánea: “Estás loca. ¡No puedo ser monja!” Pero, finalmente, decidió ingresar a las Siervas del Hogar de la Madre, una institución fundada en España por el sacerdote Rafael Alonso Reymundo en 1982, el mismo año en que Clare nacía. Ella explicó: “Sabía que tenía que dejar todo y seguir a Jesús. Me podía confiar en él. Poner mi vida en sus manos y tener fe”. Ingresó a las Siervas en 2001 y profesó sus votos perpetuos en 2010, hace tan solo 6 años.

Un día llegó a Ecuador como misionera. Fue destinada a la comunidad de Playa Prieta en la provincia de Manabí. Allí se destacó como una “hermana generosísima, con un don de simpatía muy especial, y con un carisma único para tratar con niños y jóvenes”. El reciente sábado 16 de abril de 2016, el cuerpo de la hermana Clara Crockett fue encontrado sin vida bajo los escombros de la casa de su comunidad; como consecuencia del terremoto que ese día, a las 18:58 horas, afectó a esa región del Ecuador.

En cada semana siempre hay una pequeña historia.

 
Comentarios
 
1  |  rafa  | 21-04-2016

A veces los caminos llevan a Dios muy pronto pero la sonrisa de la hermana claré continuará allí cerca del Padre

 
1
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!