Noticias

De familias y formatos



21 de Noviembre de 2015
Redacción
(0) Comentarios

Columna de Yolanda Camargo, miembro de la Rama Secular de Madrid, en la revista 21 de este mes de noviembre.


Escribo estas líneas en plena celebración del Sínodo sobre la Familia. No soy yo experta en Biblia ni en Teología pero sí en asuntos de familia de los de a diario. Por eso, leo la intervención en el Sínodo de Javier Álvarez-Ossorio, superior de los SSCC, y no puedo menos que aplaudir. Primero, porque cuando fue convocado, Javier tuvo la generosidad de preguntarnos a las comunidades de laicos de la congregación lo que creemos que la Iglesia debe hacer o decir en este momento para ayudar a las familias a vivir la alegría del evangelio.

Nuestra comunidad, en la que tenemos familias muy diversas que aportan mucha riqueza, contestó con amplitud y con toda la libertad y sinceridad de la que somos capaces. Una de nuestras aportaciones versó sobre el concepto de familia, que pensamos requiere de mayor apertura que el formato clásico. Inicia su exposición Javier llamando la atención sobre el hecho de que los documentos y textos bíblicos utilizados centran su interés en el matrimonio, cuando se trata de un Sínodo de la familia, y en muchas familias el matrimonio no existe o nunca ha existido (viudez, monoparentales, parejas no casadas, etc.) y no por eso dejan de ser familias en las que late el deseo de constituir una comunidad de vida y amor.

Coincide en el tiempo también la reunión inicial del curso en el colegio de mis hijos en la que nos indican que, a partir de este año, ya no se hará la clásica manualidad para el día de la madre o del padre, sino que se buscará un momento para fabricar un regalo familiar que, sin centrarse en una u otra fi- gura, sirva para cuidar esa familia que cada día es más diversa. Al igual que la Iglesia, llegamos un poco tarde. Ya hay centros que llevan años evitando dolor y confusión a esos niños que, por circunstancias de todo tipo, no tienen figura paterna o materna a la que entregar el trabajo correspondiente.

La familia no está en declive, la familia está muy viva, siempre y cuando por tal entendemos ese entorno compartido donde vivir con generosidad el amor, donde nos quieren y queremos, donde podemos expresarnos tal cual somos y compartir nuestros momentos mejores y peores, por encima del tipo de lazos que unan a sus miembros.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!