Noticias

En el Museo SS.CC. de El Escorial



05 de Octubre de 2015
Redacción
(0) Comentarios

Me llamo Eduardo Izquierdo, soy un alumno de 2º de bachillerato del colegio Nuestra Señora de la Paz, Torrelavega. La primera semana del mes de septiembre, tuve la suerte de ser invitado por el Padre Luis López, para ayudarle en algo que la Congregación guarda con mucho mimo, el museo de los Sagrados Corazones en la provincia Ibérica, situado en la comunidad de enfermos de San José, en El Escorial.


Eduardo Izquierdo en el Museo SS.CC. de El Escorial

Como alumno y colaborador de la parroquia de Ntra. Sra. de la Paz, nunca había oído hablar de tal museo. De todas maneras, accedí gustoso. Mientras íbamos en coche hacia El Escorial, Luís me iba explicando la distribución, el propósito y los contenidos del museo. Comenzó describiéndolo así: “Está estructurado como las Edades del Hombre.”

Era la primera vez que yo convivía con una comunidad religiosa, y la experiencia me pareció cuanto menos curiosa. Tras conocer las instalaciones y parte de la comunidad, comimos hablando cordialmente sobre mi colegio, y de como todos los allí presentes, habían pasado por el colegio de Torrelavega en distintos puestos y variados periodos de tiempo.

Después de comer acompañados por el Padre José Manuel Belza, subimos a la tercera planta, y pude ver el museo y todo lo que guardaba. –“No tiene gran valor artístico, pero tiene un gran valor sentimental” dijo Luís. Ciertas eran sus palabras. Al comienzo del museo se encuentra la Natividad, presidido por un relieve de la genealogía de la Virgen tallado sobre madera. Para seguir con un par de Misterios, procedentes de América Latina y acabar con una talla en marfil blanco de la Virgen y el Niño, de gran belleza. A continuación, el museo proseguía con la sala de “Pasión, muerte y resurrección” en la pared se encuentran un Cristo “Filipino” y un Vía Crucis donación de la duquesa de la Conquista, además de una colección de Crucificados de marfil. Continuamos a la siguiente sala, “El origen de las Órdenes monásticas” a la cual le dimos un buen lavado de cara. Aquí aparece una figura en madera de San Benito, con un cuervo al pie, y la regla de San Benito, junto con otros signos monásticos como un “scriptorium”, una campana, una carraca y distintos libros monásticos.

Seguimos avanzando, “La Edad Media” tras observar la cantidad de libros y tomos de gran valor que posee el museo, ordenamos toda una colección sobre el Concilio Vaticano I y distintos tomos antiguos. Además de probar un armonio y colgar algún cuadro, decidimos colocar sobre el mueble unos relicarios en forma de brazo y una dedicatoria del Papa San Pio X.

Atravesamos el espacio dedicado al renacimiento, el cual estaba perfecto y no fue necesario retocar nada. Además en sus paredes se encuentra la joya pictórica, un Passignano. Vi, la sala dedicada a los inicios de la Congregación, con un armonio y una talla en madera de la Virgen de la Paz, además del hábito del Padre Teofilo.

De repente llegamos a la parte central del museo: “La Eucaristía” .Contaba con vitrinas de relojes, estilográficas, llaveros… Pero lo que más llamaba la atención era sin duda un palio que cubría una mesa a modo de altar con una custodia impresionante, procedente de Martín de los Heros. En distintos expositores estaban las custodias de Miranda de Ebro y Barcelona con gran cantidad de pedrería preciosa incrustada; y yo pensaba para mis adentros, que en Torrelavega, ni hay ni ha habido nada eso… En otra vitrina se exponían los cálices, entre ellos el del Buen Padre, que fue un regalo de Napoleón. En una vitrina enorme se muestran decenas y decenas de cálices, patenas, relicarios, algún “copón”, docenas de rosarios, un par de custodias, una colección de cucharillas, dos juegos de vinajeras, y un espacio dedicado a los mártires Teofilo y hermanos. Encima de esta vitrina se encuentra el palio “francés” que me costo reconocerlo puesto que tan solo se conservan los laterales. Y en un lateral de la sala se muestra una colección de casullas con riquísimos bordados, casi todos ellos con el anagrama de los Sagrados Corazones. Porque de otra cosa no, pero de vestimenta litúrgica he aprendido gran cantidad de cosas, casullas, capas pluviales, amitos, cíngulos, manípulos, estolas, casullas… ¡¡Hasta mitras y báculos!!

En la misma sala hay dos confesionarios de roble francés, en los cuales adecentamos seis capas pluviales con exquisitos bordados, y entre ambos confesionarios, situamos un sagrario con el anagrama de los SSCC con una cruz de Subirachs, y detrás colgamos dos capas pluviales, con alguna casulla. Después ya comenzamos todos los elementos procedentes de las misiones. Fue la parte que más me sorprendió del museo, porque había de todo.

Marfiles blancos y negros, vajillas orientales, estatuillas de Asia y del África negra. Armas, bastones de mando, esteras, ornamentos… Un sin fin de objetos de gran valor y mayor variedad.

Otra sala de gran valor es la dedicada al P. Damián con multitud de estatuas y láminas además de reliquias y objetos personales del Santo, los cuales me hicieron ilusión, después de haber aprendido su obra desde muy pequeño.

Con una sala de “Modernismo Barcelonés” y una colección de escultura africana junto con marfiles y estatuas que representan la vida cotidiana en madera negra… Acabamos con una impresionante colección de máscaras tribales que sin duda es una de las mayores joyas de esta exposición.

A parte de conocer y trabajar en el museo, también me gustó conocer como es la vida en una comunidad SSCC; aunque ésta tiene sus peculiaridades, debido a la importante labor que se realiza en la casa de enfermos. El compartir y llevar una vida común y a la vez tener cada uno su momento y su espacio individual me gusto mucho, No me lo imaginaba así. A su vez conocer a todos los integrantes de la comunidad me encanto, siempre es un placer conocer gente buena. Con todo esto quiero agradecer a la Congregación y en especial al Padre Luis y todos los integrantes de la comunidad de El Escorial por invitarme y acogerme en su casa, además de propiciarme esta experiencia única.

  
 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!