Noticias

Entrevista a Pablo Bernal Rubio ss.cc.



14 de Agosto de 2015
Redacción
(1) Comentarios

A la espera de que Pablo Bernal Rubio ss.cc. nos cuente en primera persona sus primeras semanas en la Provincia de Chile, traemos a nuestra web una entrevista que le acaban de hacer publicada en www.sscc.cl


Pablo Bernal llegó hace algunas semanas para integrarse a la comunidad de La Unión, en la Región de los Ríos. Tiene 24 años, pertenece a la Provincia Ibérica (España) y entró muy joven a la Congregación. Está comenzando su cuarto año de votos temporales.

Nació en Salamanca y ahí conoció a los SS.CC. a través de las hermanas que tenían un servicio comprometido con niños de raza gitana. Ahí Pablo se acerca a la espiritualidad de la congregación, trabajando de voluntario en un barrio llamado Puente Ladrillo.

¿Dónde has estado viviendo estos últimos años?

Estos últimos tres años he vivido en la comunidad de formación de la Parroquia de San Víctor, en Madrid, que es la que corresponde a la etapa formativa que en nuestra provincia llamamos “Profesos I”. San Víctor es una parroquia grande, con mucha gente de todas las edades y en particular un gran número de jóvenes que participan de las celebraciones, reuniones y voluntariados de la parroquia.

En esta comunidad conviví con Nico Viel, de la Provincia de Chile, durante mis dos primeros años. Además de él, estos tres años han vivido aquí otros hermanos en esta misma etapa de formación inicial: Jose y Jorge; con este último llevamos caminando juntos toda la formación. El formador de todos nosotros en esta etapa ha sido Poldo Antolín, y la comunidad ha estado formada además por otros hermanos adultos.

¿A qué te estuviste dedicando el último año de estudio?

El último año he estado terminando la carrera de matemáticas, la cual había comenzado antes de entrar en la Congregación. Ha sido para mí una muy buena oportunidad para conocerme como religioso en un ámbito distinto del eclesial (comunidad, parroquia, universidad católica, etc.), y para reconocer que se pueden reconciliar mi vocación principal, la religiosa, con esta otra “pequeña vocación” por el estudio de las matemáticas.

Los años anteriores hice los dos años de filosofía que constituyen aquí el previo a la Teología (que dura tres años, y que yo aún no he comenzado).

¿Cómo ha sido este tiempo de preparación para venir a Chile? Y cómo surgió la posibilidad de venir acá y no a otro lugar..

En un primer momento, cuando desde la formación se me planteó la posibilidad de hacer este año de “experiencia internacional”, Chile era una de las primeras opciones. Y el hecho de haber convivido con Nico hacía que Chile fuera ya un lugar con el que me sentía vinculado y que me resultaba atractivo. Tras conversarlo, Poldo y Enrique Losada (Provincial) tomaron la decisión de que finalmente fuera en Chile. En Chile aceptaron y decidieron que fuera a La Unión, lo que me entusiasmó aún más, porque era una de las presencias que me sonaban de nuestras conversaciones con Nico. Además, por lo que luego diré, creo que la provincia chilena tiene mucho que aportarme en mi crecimiento como religioso.

En cuanto a la preparación, caigo en la cuenta de que ha habido dos grandes niveles. Por un lado, el de las cosas prácticas (qué llevar, qué no…) y los interminables papeles que he tenido que hacer para obtener la visa, certificados médicos, etc. Al final eso se ha hecho fácil, gracias a la ayuda que he recibido de todos.

El otro gran nivel de preparación, ahora me doy cuenta, de que es el de la preparación del ánimo y el corazón. A ello me ha ayudado mucho la oración, para vencer los miedos que, pasado el entusiasmo inicial, me iban surgiendo; el compartir con mis hermanos y hermanas SS.CC.; la despedida de mi familia y  amigos; y de un modo muy especial, la gente de San Víctor, que se ha despedido de mí con tanto cariño y con entusiasmo me envía a dar este paso.

¿Qué conoces o has escuchado de la provincia chilena?

Siempre es arriesgado hablar sin conocer, pero hay dos rasgos que relaciono con la provincia chilena, y que son: la comunión entre los hermanos de la provincia y con el resto de la Congregación; y la apuesta decidida por ir acercándose cada vez más a los más pobres.

 

Se trata de dos rasgos que me resultan muy atractivos, y de los que me entusiasma poder participar.

¿Qué expectativa tienes de este año de experiencia internacional?

En primer lugar, que esta experiencia me ayude a crecer como religioso de los Sagrados Corazones. Creo que será importante para mí esta oportunidad de conocer qué rostro toma la Congregación en un país distinto del mío, y poder formar parte (aunque sea “estando de paso”) de una provincia que no es la mía. Voy confiado de que, a pesar de todas las diferencias, el vínculo que nos une como hermanos me hará estar “como en casa”.

En segundo lugar, espero de esta experiencia poder conocer y caminar junto a los más necesitados, “poner rostro” a los pobres. Creo que los primeros años de formación en la Congregación he necesitado más bien centrarme en mí mismo, crecer, formarme en todos los niveles, y que ahora es para mí el tiempo de salir y conocer a quienes el Señor me pone por delante, y en quienes me sale al encuentro.


  
 
Comentarios
 
1  |  Belza  | 20-08-2015

Como siempre no tiene desprdicio.

 
1
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!