Noticias

Dios de mil nombres



11 de Agosto de 2015
Redacción
(1) Comentarios

Columna de Mónica Fuster ss.cc., médico de familia en un centro de salud madrileño, en la revista 21 de este mes de agosto.


¿No será posible convivir gente diversa a nivel internacional-nacional como convivimos en nuestros pequeños micro-mundos? Me refiero hoy a la diversidad religiosa. Según se suceden en los últimos meses noticias que nos meten en la dinámica de miedo por el IS me resisto en lo que es mi evidencia cotidiana a entrar en esa espiral de miedo, a confiar en la experiencia humana cotidiana que desafía en cada época el sinsentido.

Un matrimonio búlgaro me invitaba el otro día a pasar las vacaciones con ellos en Bulgaria, a tres días en coche de aquí. Él es pastor ortodoxo, de la Iglesia griega, y en Pascua me regaló huevos pintados celebrando a Cristo resucitado, oblea de su celebración y un CD de su ciudad. Mohammed me trajo mandarinas de su frutería al terminar una baja de meses por un hombro fastidiado. Detrás de su larga barba y modos poco expresivos resultó ser un musulmán bien agradable que pudo reírse cuando al decir- me que se iba de viaje a la Meca le dije espontáneamente que a mi me daría mucho miedo meterme en esa multitud.

Después se calmó mi desesperación intentando comprender a una mujer china cuando vi su colgante de un buda feliz... Y no sé qué religión profesa un matrimonio subsahariano alegre y dicharachero. Según vienen cada vez, me tienden a su Kevin de meses y yo me deleito achuchando al bomboncito.

También me invitó de vacaciones un señor mayor que marcha con su mujer enferma a unos días de descanso, testigos de Jehová. Plantan bien alto el listón de lo que esperan de honestidad y confianza, al tiempo que regalan agradecimiento mucho más allá de lo dado.

A otra que me trae revistas del fin del mundo puedo decirle que no me interesan, y la relación no se corta sino que sigue bastante amablemente. Y todos se encuentran esperando juntos en sillitas, todos sanan y enferman, ríen y lloran, aman y sufren, como yo...

Prefiero celebrar al Dios de mil nombres que sostiene nuestras vidas y las abre al encuentro y fraternidad y alzarlo aquí ante el sinsentido de la violencia.

 
Comentarios
 
1  |  Manuel  | 12-08-2015

Así se mejora el mundo, como lo haces tú, Mónica. Tu articulo es de meditación. Saludos

 
1
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!