Noticias

Un día en Bagong Silang



10 de Agosto de 2015
Redacción
(4) Comentarios

Alicia Monjas, laica de la madrileña parroquia de San Víctor, está teniendo este verano una experiencia misionera en Bagong Silang (Manila). Ella misma nos cuenta uno de sus días en este barrio de los suburbios de la capital filipina.


Como casi todos los años tengo la suerte de pasar buena parte del verano conociendo alguna de las presencias de la Congregación en lugares bastante alejados de mi querida parroquia de San Víctor, en Madrid. Este año el destino elegido es la comunidad de Bagong Silang, una barriada a las afueras de Manila en la que trabajan hermanos y hermanas desde hace 17 años. El nombre de nuestra parroquia no tiene desperdicio: “Ang muling pagkabuhay ng ating Panginoon Parish”.

La vida aquí es intensa. Tanto que en esta ocasión me está resultando imposible escribir mi ya clásico diario. A veces no es tanto la cantidad de cosas que hacemos en el día sino que el calor y humedad extrema que tenemos hace que cada pequeña actividad suponga un esfuerzo agotador. No creo que haga falta mucha explicación de la realidad… Pocas familias en Bagong Silang tienen ingresos regulares. Las mujeres comienzan a ser madres muy temprano y es fácil que tengan 8 hijos o más… Otra cosa es que puedan hacerse cargo de todos… Los niños pasan la vida en la calle, a veces buscando algo de comer o algún peso para llevar a casa… Muchos de ellos no tendrán en casa ni una comida diaria… Los niveles de desnutrición son muy elevados en los niños; también por supuesto enfermedades de la piel a causa del calor y las infecciones. Y en esta situación hermanos y hermanas tratando de ser Buena Noticia … Os cuento lo que ha sido mi día de hoy, que no es ni más ni menos que un día normal en la vida de las hermanas sscc en Bagong Silang…

El día comienza a las 6 am con Misa en la parroquia. Yo no voy porque me han invitado a una Misa especial en la escuela primaria con la que colaboramos… Según salgo de casa todos los niños me cogen la mano y se la llevan a la frente para que les bendigas. Eso aquí es el pan nuestro de cada día, especialmente para los religiosos (aunque soy laica siempre me traigo una cruz de madera, y aquí todo el mundo me llama sister).

Así que me uno al resto en la Adoración Parroquial semanal a las 6.45 am. Desayuno rápido mi café con leche en polvo (aquí la leche liquida es un lujo) y panecillos recién hechos que están riquísimos. Me esperan en la furgoneta los acólitos, el coro y por supuesto el padre Jovy sscc. La Misa comienza más o menos a las 8 y dura más de una hora. Los niños guardan un silencio más que aceptable para la edad que tienen. En Filipinas el sentimiento religioso es muy fuerte. En ese sentido me recuerda a Calcuta; allí la vida no se concibe sin Dios (quizás porque aquí la vida sin Dios sería insoportable).

Al terminar la Misa tenía intención de pasarme por Baso ng Gatas (Vaso de Leche), uno de los 5 programas de nutrición que tienen, y que consiste en dar un vaso de leche a cada uno de los 1200 niños de la guardería. Imposible, me piden que me una al director del centro y algunos trabajadores en el desayuno especial que han preparado para el padre Jovy. Luego aprovechamos para hablar con él de un programa sobre formación en valores que las hermanas quieren implementar en la escuela (con temas como el respeto, solidaridad, disciplina o sacramentos).

Nuestro siguiente paso es el Centro San Damián que es una especie de centro multitarea, multiproyecto, multiproblemas, en fin, que es el lugar donde se cuece todo y que se va convirtiendo, cada vez mas, en un centro de referencia en el barrio. Desde aquí se gestionan 5 proyectos diferentes de alimentación infantil. Además hay servicio medico y de fisioterapia, una pequeña guardería, un proyecto para personas con necesidades especiales, biblioteca y clases de apoyo para los alumnos becados. Hoy es viernes así que toca Manna Feeding, un programa de alimentación para niños desnutridos como este niño que viene con su abuela.

Mientras todo esto ocurre aparece una mujer con un niño que por lo visto se ha perdido. Es lo que os contaba antes, que el Centro San Damián es ya un referente para la gente del barrio. Cualquier emergencia que ocurra nos vendrá a nosotros primero antes incluso que a nuestros vecinos, la comisaria de policía del barrio. El niño no habla y no parece entender. Vemos si puede ser por hambre. Efectivamente las mujeres que están en ese momento en la puerta le dan una sopa y se la toma. Le dan un pedazo de pan con algo más y se lo come. No desconfía. Esto a mi me deja un poco intranquila; ciertamente aquí seria muy fácil robar a un niño, solo hay que ofrecerle comida y se fiará de ti… Peligroso. Al final acabamos llevando al niño a la comisaria y encuentran a la madre… ¡Menos mal! Me voy a casa. Estoy muerta de cansancio y no son ni las 5 de la tarde. Como ya os comenté, aquí el calor y la humedad hacen que cada actividad suponga un esfuerzo grande.

Comienzo a escribir esta pequeña pincelada de mi experiencia Filipina en mismo viernes, pero no la termino hasta hoy, domingo. Muchas cosas han ocurrido sobre todo estas dos últimas tardes, pero no puedo seguir escribiendo. Porque si escribo no salgo a la calle y si no salgo, ¿para qué vine? Si he conseguido que siquiera una persona se acerque a esta realidad el esfuerzo de escribir habrá merecido la pena. Magandang gabi y salamat po.

7 de agosto de 2015

     
 
Comentarios
 
1  |  Carmen  | 12-08-2015

Muchas gracias por compartirlo

 
2  |  Salvador Egea  | 12-08-2015

No es noticia mediatica. Pero es vaciarse, día a día, en el encuentro con el hermano. Un abrazo, Alicia Salvador Egea

 
3  |  Alberto Para  | 11-08-2015

Gracias por compartirlo. Seguimos en san Víctor...

 
4  |  Joaquin GARRE  | 10-08-2015

Gracias por tu crónica Alicia me ha encantado cuídate mucho

 
1
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!