Noticias

Francisco en Bolivia



13 de Julio de 2015
Redacción
(0) Comentarios

Columna de monseñor Nicolás Castellanos en la revista 21 de este mes de julio.


Bolivia vibra, incluido el presidente Evo Morales, con la visita del papa. Esto parece un tsunami explosivo de alegría y esperanza.

Nos puede servir de pórtico el film La Misión. Nos presenta la importante obra misional de las Reducciones Jesuíticas. En ese contexto aparecen dos modelos de Iglesia. Una Iglesia política, mundana, triunfal, habitada por príncipes con capisayos rojos, en medio de esa parafernalia cortesana.

El otro modelo, la Iglesia de los jesuitas expulsados, fiel reflejo del Evangelio, de san Ignacio. Y hoy afirmaríamos también del obispo de Roma, Francisco, jesuita, como los de las Reducciones del siglo XVI y XVII. Una Iglesia pobre, con los pobres y para los pobres, accidentada antes que enferma, que sale a las periferias geográficas y existenciales, con pastores que huelen a oveja y no tienen cara de vinagre; una Iglesia abogada de la justicia y defensora de los pobres ante intolerables des- igualdades sociales y económicas que claman al cielo.

En Bolivia la Iglesia, junto con los medios de comunicación, son las dos instituciones de mayor credibilidad en la sociedad. Toda la Iglesia contribuye a ello. Resalto dos actores principales: las religiosas/os, con sus presencias multiplicadas, labor callada, sacrificada y entrega a fondo perdido en las periferias, donde sufre el pobre y excluido. Y la presencia liberadora del cardenal Julio Terrazas.

Con todo, en el aire quedan dos preguntas y una res- puesta. ¿La Iglesia de hoy refleja aquella Iglesia que nos evocan los sencillos e imponentes templos levantados por los jesuitas? ¿Nuestra Iglesia se parece a la que reclama el obispo de Roma porque todo el Pueblo de Dios y particularmente los pastores, mayores y menores, se encuentran en las periferias geográficas y existenciales, pisando el barro y los basurales de los barrios marginales o acompañando al mundo marginal rural o indígena, abandonados a su suerte?

Éste tendría que ser el fruto de la visita pastoral del obispo de Roma. Ésta es la respuesta.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!