Noticias

Pactos



04 de Julio de 2015
Redacción
(0) Comentarios

Columna de Dolores Aleixandre RSCJ, en la revista 21 de este mes de julio.


A Jesús lo de los pactos le resultó familiar porque por un lado le tocó padecer los que se negociaron en torno a él: los fariseos confabulados con los herodianos, los jefes de los sacerdotes con los maestros de la ley; Judas Iscariote metiendo baza y exigiendo compensaciones económicas; Herodías conspirando con su hija la danzarina para que Juan el Bautista desapareciera del escenario político; Pilato, usando a Jesús para resolver sus diferencias con Herodes... Él mismo tuvo que recurrir a ellos porque como era de otra comunidad autónoma y venía del sindicato de la madera, le faltaban apoyos en Jerusalén y menos con un programa como el suyo.

La negociación con el joven rico resultó un fracaso: “Tú repartes lo que tienes entre mis amigos los pobres, le dijo, y yo te ofrezco a mi lado una aventura apasionante”. No pudo ser, pero en cambio la que hizo con Zaqueo le salió redonda: “Tú me invitas a comer a tu casa y yo te cambio la etiqueta de “pecador” por la de “hijo de Abraham”. Al final le dejó con las finanzas tiritando, pero la culpa la tuvo Zaqueo, inconsciente el pobre de con quién se había metido a pactar...

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!