Noticias

¿Por qué sois tan cobardes?



21 de Junio de 2015
Redacción
(0) Comentarios

Reflexión al Evangelio de este Domingo, de la mano de Miguel Díaz Sada ss.cc., párroco de Ntra. Sra. de la Encina en El Encinar (Salamanca).


(Foto de Rafael Núñez Ollero)

En la barca del relato evangélico estamos los discípulos de Jesús de entonces y de ahora, las comunidades cristianas y la Iglesia entera.

Pongamos nombre a las tempestades que nos golpean personalmente: vacío interior, enfermedad, fracaso afectivo o profesional, pobreza material, soledad, muerte, incomprensión.

Entonces nace en nosotros aquel grito: ¡No te importa que nos hundamos en el dolor y en la incertidumbre! La respuesta de Jesús es siempre nueva, como nueva es nuestra situación personal: ¿Por qué tienes miedo? Yo estoy contigo, te acompaño y te cuido.

Es lo que nos dice el papa Francisco, que, como todos nosotros, también tendrá sus miedos: Para enfrentarnos a todos los males que nos acechan, “no es lo mismo haber conocido a Jesús que no conocerle; no es lo mismo saber que El te acompaña y cuida que no tenerle como amigo y cuidador”.

A pesar de estas palabras consoladoras, nos abruman la muerte de tantos niños inocentes por hambre o enfermedad, la muerte de seres queridos jóvenes, las tremendas desigualdades e injusticias. Jesús no nos da explicaciones. Su reacción es acercarse al que sufre y compartir su dolor -una palabra, un gesto, un abrazo- y confiar en Dios Padre y Creador. Un día -no sabemos cuándo ni cómo- su Amor misericordioso hará realidad nuestros sueños y su sueño: vida en plenitud, para siempre y para todos. “Confiad en mí”, dice Jesús.

La diócesis de Salamanca está celebrando una Asamblea diocesana. En los grupos, con frecuencia surgen dudas que nos inquietan: muy poca gente joven en las iglesias, olvido de los sacramentos de iniciación cristiana, pocos cristianos catequistas y evangelizadores, muy pocas vocaciones sacerdotales. ¿Qué va a ser de la barca de la iglesia y de las comunidades cristianas?

Miremos a Jesús Resucitado. Siempre renace la Esperanza: ¿Por qué teméis? Yo estoy con vosotros hasta el fin de este mundo y de esta vida. Llegará el día en que todo será nuevo, ¿no lo estáis viendo? ¡Que brille en vuestros ojos la luz de la esperanza !

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!