Noticias

Teresa de Jesús, maestra de oración



20 de Mayo de 2015
Leopoldo Antolín ss.cc. en revista 21
(0) Comentarios

Con este título la Fundación las Edades del Hombre dedica su edición de 2015 a la santa inquieta y andariega que este año celebra el V Centenario de su nacimiento. No es la única exposición importante y recomendable sobre la santa: hasta el 31 de mayo en la Biblioteca Nacional de Madrid se expone La prueba de mi verdad, una excelente y cuidada muestra, y un estupendo catálogo, que recorre su vida y su obra centrándose especialmente en sus libros (los que leyó y los que escribió), algunos de cuyos manuscritos pueden incluso verse en sala, cedidos por la Real Biblioteca del Monasterio de El Escorial.


Una exposición más breve que las Edades pero completa y rigurosa, que a través de los escritos de quien fue también una voraz lectora, ayuda a entrar en el universo y el legado de una de las grandes figuras de nuestro Siglo de Oro. Supone un verdadero reconocimiento desde el ámbito público de la cultura a esta extraordinaria mujer que escribía como hablaba, siempre desde la experiencia, y con una espontaneidad, elegancia y sencillez que hicieron a fray Luis de León decir: “Dudo yo que haya en nuestra lengua escritura que con ellas se iguale”.

No obstante parece que la exposición de santa Teresa que será más visitada es la que se expone en Ávila y Alba de Tormes, donde nació y murió respectivamente. Como es ya habitual en las Edades del Hombre, la exposición se presenta en varias sedes: se inicia en el convento de Nuestra Señora de Gracia (lugar al que Teresa fue llevada por su padre como interna), la capilla de Mosén Rubí (que centra su exposición en el contexto social, religioso y cultural del siglo XVI), y la iglesia de San Juan Bautista (donde Teresa fue bautizada). En esta tercera iglesia se presentan las mejores obras de arte y está el centro de la exposición desde la clave de la Humanidad de Cristo como núcleo de su vida de oración. Artistas como Zurbarán, Lucas Jordán, Martínez Montañés, Juan de Juni, Gregorio Fernández o Alonso Cano muestran imágenes de Jesús, de María y de José, las grandes devociones de santa Teresa vinculadas siempre al misterio de la Encarnación. La cuarta sede es la basílica inconclusa dedicada a santa Teresa en Alba de Tormes, y se titula Hija de la Iglesia por ser éstas las últimas palabras que pronunciara en su lecho de muerte. Allí se ha querido exponer su vida de fundadora y escritora, así como sus procesos de beatificación y canonización, presentándola como una santa para la Iglesia y la humanidad. Acérquense a Ávila y Alba en este año, acérquense sobre todo a la figura de santa Teresa en su aniversario, y acérquense, especialmente y quizá sin moverse, allí donde verdaderamente podemos encontrarnos con ella: en sus escritos.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!