Noticias

Antiguos Alumnos de Miranda



01 de Abril de 2015
Redacción
(0) Comentarios

Acaba de llegar a nuestra redacción el boletín de Antiguos Alumnos del Colegio de los Sagrados Corazones de Miranda de Ebro (Burgos). Reproducimos a continuación el artículo "Ser persona", cuyo autor es Raúl Amigorena Eguíluz, alumno de 1986 a 1998.


La campana, los castaños, la cuesta de la iglesia, la entrada al patio, la secretaría, el teatro, el olor a pólvora del toro de fuego, los cabezudos, los partidos de pies atados, la búsqueda del tesoro, cruzar el río por las mañanas echando vapor entre la niebla; el monte, el olor a madera de las clases y las escaleras, resguardarse en la tejavana los días lluviosos, la revista El Muro, los compañeros, los amigos, los profesores, la Virgen Inmaculada... Fueron 12 años de asistencia, y son tantos recuerdos, tantos sentimientos, que es difícil escoger solo uno.

Pero sihay un sentimiento por encima de los demás es el de pertenencia, pertenencia a una forma de vivir, a una forma de sentir, a una forma de ser... "Porque, ¿qué elegimos señores: ser o tener?". Seguro que todos recordamos esa frase del Padre Leonardo, "no dudéis, siempre ser, pero ser... persona. Eso es lo más importante". Y esa frase he de reconocer que se nos grabó a fuego en la retina no solo por el contenido de la misma sino por la vehemencia en la defensa de esa idea. Bueno, eso, y que cada vez que lo deía buscaba sus gafas desesperadaemnte, y con cierto enfado, por toda la clase, hasta que era consciente de que las tenía puestas en la cabeza a modo de diadema. Supongo que eso también ayudó a fijar el recuerdo en la memoria.

Los tiempos cambian, tal y como debe ser, si queremos que nuestra sociedad evolucione. No podemos anclarnos en el pensamiento de que el pasado o el presente son el futuro. Pero, ese pendamiento que defencía el Padre Leonardo, ha sido y seguirá siendo la luz de guía que nos recuerda que, en la vida, no todo vale. Que nos han enseñado de una forma distinta, que somos y pertenecemos a una serie de valores que nos inculcaron, y que huelen a castaños, a monte, a Sagrados Corazones, a Personas.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!