Noticias

¿Dónde vives?



18 de Enero de 2015

(0) Comentarios

Comentario al Evangelio dominical, de la mano de Miguel Díaz Sada ss.cc.


Concluidas las fiestas de Navidad, comienzan los domingos del “tiempo ordinario”. Y nada mejor que el diálogo de Jesús con los primeros discípulos para iniciar esta nueva etapa.

Juan se fija en Jesús, que pasaba por donde él bautizaba, e invita a sus propios discípulos a que le sigan.

Jesús nota que le siguen, se vuelve y les pregunta: ¿Qué buscáis? ¿Por qué me seguís? ¿Qué esperáis encontrar en mí? ¿Qué os mueve a dejar a Juan y a seguirme a mí?

Los discípulos le responden con otra pregunta: ¿Dónde vives? Juan, su maestro, vivía en el desierto. ¿Dónde vives tú? Has trabajado de carpintero-artesano, pero ahora que has dejado tu trabajo, ¿qué haces? ¿qué mensaje anuncias? Quieren conocerle personalmente.

No pudieron recibir una respuesta mejor: Venid y lo veréis. Estar con Jesús, hablar con él, ver su casa, conocer a sus amigos, saber qué planteamiento de vida tiene, cómo se relaciona con Dios y con los hombres. Jesús les invita a compartir la vida; así le conocerán.

Actualicemos la escena. Jesús te pregunta ¿Qué buscas? ¿Qué buscas como persona y como cristiano en tu vida? El que no busca ni aspira a nada nuevo en su vida, el que no se hace ni hace preguntas sobre el sentido de la vida o sobre el sufrimiento propio y ajeno, el que no mira al interior de su corazón ni levanta la mirada al cielo, difícilmente podrá encontrar sentido al diálogo con Jesús.

Seguro que no es éste nuestro caso. Queremos conocer más y mejor a Jesús. Queremos tener una experiencia personal de relación con El. Por eso, también nosotros le preguntamos ¿Dónde vives? Y Jesús nos responde: venid y lo veréis. Vivo en tu corazón, en tu familia, en los pobres, enfermos y marginados, en la eucaristía.

Los discípulos se quedaron con Jesús; les entusiasmó tanto su “casa”, su entorno, su forma de vida, que Andrés sale inmediatamente, busca a su hermano Pedro y le dice: “Hemos encontrado al Mesías”, al Enviado de Dios, al que colma todas nuestras expectativas “Y lo llevó a Jesús”.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!