Noticias

Compromisos en la Rama Secular



17 de Diciembre de 2014
Redacción
(0) Comentarios

Yolanda Camargo, acompañante de la Formación inicial de la Comunidad de laicos ss.cc de Madrid escribe esta reseña, sobre la celebración de compromisos, que ha convocado a Religiosos y Laicos en Madrid, con un ambiente de fraternidad y agradecimiento a la Congregación.


Siempre es motivo de alegría juntarse con amigos y conocidos en torno a la gran mesa de la Eucaristía. Si además celebramos el crecimiento de nuestra comunidad de laicos SSCC con los compromisos de un nuevo miembro, la alegría es aún mayor.

Así lo vivimos el pasado 13 de diciembre en el colegio Paraíso SSCC, donde nos reunimos más de una cincuentena de religiosos, religiosas, laicos, familia y amigos para celebrar los compromisos de Maite Eiriz y su vinculación con la comunidad de Madrid de la rama secular de la congregación SSCC, así como la renovación de otros tres miembros de la misma: Ana Rute, Carmen y Nacho.

Eduardo de Haza, siempre ocurrente y divertido, fue el encargado de presidir la eucaristía en la acogedora capilla de la comunidad de hermanas del colegio, y Nuria Arias, superiora provincial de las hermanas, fue la responsable de acoger los compromisos de Maite en nombre de la congregación.

Como bien recordó Nuria, Maite lleva a los SSCC muy presentes en su vida desde su más tierna infancia, de hecho, no hace muchos años el colegio Paraíso le veía pasar a diario por sus puertas para enseñar a los alumnos “a bit of English”. La jubilación ha puesto punto y final a su trabajo “oficial”, pero incansable donde las haya dedica sus tardes a seguir “teaching English” a unos alumnos muy especiales, los presos de la cárcel de Alcalá, a donde le ha llevado su opción por los más desfavorecidos.

Con estos compromisos, Maite hace público su querer formar parte de la gran familia de los Sagrados Corazones como laica, llevando la mirada, el carisma y la disposición allá donde la vida le vaya llevando.

Tras la eucaristía, pasamos a compartir mesa y conversación con todos los allí presentes. Se unieron también los numerosos niños de la comunidad de Rama Secular que aportaron la alegría y espontaneidad propia de esos años.

Nos despedimos, en hora ya de siesta pero en actitud vigilante, con la alegría de sentirnos como una familia que espera en este tiempo de Adviento al que da sentido a nuestro día a día, al niño que nace en Belén y lleva por nombre Jesús.

     
 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!