Noticias

Nuestra iglesia: 
lugar de encuentro y de envío



09 de Noviembre de 2014
Redacción
(0) Comentarios

Comentario al Evangelio dominical, de la mano de Miguel Díaz Sada ss.cc.


Cuando las catequistas explican a los niños de primera comunión nuestra sencilla iglesia de El Encinar, les dicen que hay un cofre con un tesoro: es el sagrario donde se encuentra el gran tesoro de todos los cristianos: Jesús. Hacia el tesoro, hacia Jesús, dirigimos la mirada y el corazón los cristianos cuando venimos a rezar o a celebrar la Eucaristía. Le saludamos haciendo pausadamente la señal de la cruz o, diciéndole, buenos días, Jesús.

En el centro de la iglesia hay un Crucifijo, acompañado de los iconos de María su madre y de Juan su discípulo amado. Muchas personas tienen la costumbre de acercarse a besar los pies del Señor en la Cruz. Le miramos y El nos mira.

Sobre el ambón está el libro de la Palabra de Dios. Cuando se proclaman, la escuchamos con atención y la guardamos en el corazón. Es la Buena Noticia que nos llena de alegría y de esperanza, e ilumina nuestros pasos durante la semana.

Sobre el altar colocamos el pan y el vino. El sacerdote, recordando lo que Jesús hizo en la cena de despedida de sus discípulos, los bendice y la fuerza del Espíritu los transforma en Pan de Vida y Vino de Salvación. Después, Jesús mismo nos invita a sentarnos con El a su mesa; nos alimenta con el Pan de la Eucaristía, que es El mismo.

Antes de la comunión, con Jesús, y en torno a El, dándonos las manos, repetimos esa hermosa oración que el mismo Jesús nos dejó como herencia. La rezamos en la iglesia, en casa y en nuestro corazón. Al rezarla, sentimos cada día con más fuerza que Dios es un Padre para todos.

Es una alegría saber que Jesús nos visita cada domingo y que se que- da con nosotros. Es la piedra angular de la iglesia; apoyándonos en El, vamos construyendo nuestra pequeña comunidad cristiana.

Del encuentro con Jesús, salimos dispuestos a hacer el bien, sobre todo a los que más sufren; queremos ser “buena noticia-evangelio”, siguiendo los pasos de Jesús, Buen Samaritano y Buen Pastor.

  
 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!