Noticias

La revolución de la ternura



26 de Octubre de 2014
Redacción2
(0) Comentarios

Comentario a la Palabra de Dios dominical, de la mano de Osvaldo Aparicio Jiménez, párroco de los SS.CC. de Madrid.


Los expertos de la Ley tienden una nueva trampa a Jesús. Le ponen en el aprieto de tener que elegir entre los más de seiscientos preceptos de la Ley, cuál de ellos es el más importante. Ante la pregunta, Jesús no duda un instante:: Amarás al Señor, tu Dios, con todo tu corazón, con toda tu alma, con todo tu ser. Éste mandato es el principal y primero. A renglón seguido añade: El segundo es semejante a él: Amarás a tu prójimo como a ti mismo.

Aquí está la gran originalidad que aporta Jesús: que fusiona en uno solo el amor a Dios y el amor al prójimo. Para Jesús, Dios y el hombre son inseparables. Un seguidor suyo no puede decir que ama a Dios si no ama a su hermano. Con toda claridad lo expresa san Juan: “Quien no ama a su hermano a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve” (1 Jn 4,20). Si realmente se ama a Dios, automáticamente se ama al hermano; y si de verdad se ama al prójimo, se está amando a Dios aunque uno no tenga conciencia de ello.

La semejanza entre los dos mandamientos tiene su origen en el mismo corazón de Dios que es, como cantan los salmos, entrañable y afectuoso con sus criaturas, compasivo y misericordioso con todos, lento a la cólera, rico en piedad y leal; por eso, Jesús nos recomienda: “Sed misericordioso como vuestro Padre es misericordioso”. Jesús pasó por la vida anunciando y derramando bondad y ternura de Dios. El Papa nos habla de la “revolución de la ternura”: “Se ignora la revolución de la ternura que provocó la Encarnación” (Discurso del Papa al CELAM en JMJ de Río).

Jesús, en el programa de las Bienaventuranzas que propone a sus seguidores, proclama: Dichosos los misericordiosos, porque ellos alcanzarán misericordia (Mt 5,7).

Con frecuencia devaluamos las palabras y les hacemos perder su fuerza original. Misericordia, en la Biblia, es el amor, la bondad, la fidelidad y la ternura que necesariamente se traducen en acciones de ayuda, de compasión, de comprensión y de cercanía para con el hermano, especialmente con el que sufre. El Evangelio narra que Jesús al ver a la gente, sintió compasión de ellos, porque estaban como ovejas sin pastor.

El libro del Éxodo (1ª lectura) nos concreta que quiénes deben ser objeto especial de nuestra ternura, son los más pequeños y desamparados del pueblo: el forastero y el emigrante, el huérfano y la viuda, el pobre que habita con nosotros y el necesitado. En el lenguaje que el Papa ha puesto de actualidad, diríamos “los que viven en los márgenes, en las periferias de la sociedad”.

El Consejo Pastoral de la parroquia reflexionó en su última reunión sobre las situaciones de “periferia” que hay en nuestra zona, y qué respuesta procuramos dar: hay muchas personas mayores y enfermas, necesitadas no tanto de ayuda material cuanto de cercanía y afecto; hay un gran número de emigrantes, en especial latinoamericanos, que trabajan en el servicio doméstico o atendiendo a niños o personas mayores; no cesan de acudir personas a la parroquia en busca de empleo, de ropa o de comida; transeúntes o Sin Techo que acuden los lunes y jueves … La parroquia no quiere vivir de espaldas a esta realidad e intenta dar respuesta mediante los grupos de Cáritas: Ropero, Operación Kilo, Bolsa de Trabajo y Bokatas. Los enfermos y mayores, dado que los esfuerzos de la parroquia por formar el Grupo de Pastoral de la Salud no tuvieron resultado, son visitados por los sacerdotes.

Termino con estas palabras del Papa que nos hablan de la Virgen: “Cada vez que miramos a María volvemos a creer en lo revolucionario de la ternura y del cariño”, y con él le dirigimos esta súplica:

"Estrella de la nueva evangelización, ayúdanos a resplandecer en el testimonio de la comunión, del servicio, de la fe ardiente y generosa, de la justicia y el amor a los pobres, para que la alegría del Evangelio llegue hasta los confines de la tierra y ninguna periferia se prive de su luz” (E.G., nº 288)

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!