Noticias

No tengáis miedo



10 de Agosto de 2014
Redacción
(0) Comentarios

Comentario al Evangelio dominical, de la mano de Miguel Díaz Sada ss.cc.


(Foto de Eduardo Blanco)

Jesús: en la oscuridad de la noche, en la agitación de un mar levantisco, Jesús se aparece a sus discípulos. Como en la transfiguración o en los relatos de pascua, Jesús domina la escena, infunde confianza y paz con su presencia, con su palabra, con sus manos. “Jesús es el Señor”.

Pedro no teme porque se hunde, se hunde porque teme, porque le falla la fe. En un principio dejó todo y se hizo discípulo decidido de su Maestro. Caminando con Jesús, tuvo bastantes desencuentros. No le convencía su poca ambición de poder; siempre con los enfermos y los pobres; no aprovechaba su popularidad en beneficio propio. A Pedro le queda todavía un largo camino que recorrer para ser verdadero “discípulo”· de Jesús. Le falla la confianza en el Maestro.

La iglesia-nosotros: temores, miedos, interrogantes, confusión, crisis... Se tambalea nuestra fe. ¿Está o no está Jesús entre nosotros?
Con frecuencia le buscamos en el terremoto, en el huracán, en las guerras santas contra los que no son de los nuestros, en el fuego que arrase a los malos..., es decir, tratamos de encontrarle allí donde no está.

Jesús se hace presente en el enfermo, en el inmigrante, en el esposo/esposa, en los padres/hijos, en el corazón de nuestra familia, en la celebración de nuestra fe cuando nos congregamos para la Eucaristía. Jesús está más cerca de nosotros que nosotros mismos. Como dice el papa Francisco, “Jesús camina, respira, habla, trabaja con sus discípulos”.

¡Es el Señor! Más fuerte que las crisis económicas, políticas, sociales o eclesiales. Lleva a buen puerto la nave de la iglesia y de la humanidad; pero, a su estilo y con sus medios, que no son otros sino el servicio, la ayuda, el perdón y la confianza ilimitada en el Dios de la Vida.

“La resurrección de Cristo provoca por todas partes gérmenes de un mundo nuevo y aunque se los corte, vuelven a surgir, porque la resurrección del Señor ya ha penetrado la trama oculta de nuestra historia”.

¡Es el Señor! Podemos caminar confiados.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!