Noticias

Cool



02 de Agosto de 2014
Redacción
(0) Comentarios

Columna “Sillita baja”, de Dolores Aleixandre RSCJ, en la revista 21 de este recién estrenado mes de agosto.


Leo un anuncio de refrescos calificados como “extremadamente cool”. Se ve que el publicista no ha encontrado un adjetivo adecuado para traducir lo de cool y ha decidido dejar al lector apañarse solo con esa palabra que ahora resulta ser el no va más de lo positivo. No me parece mala solución y la veo extensible a términos bíblicos para los que cualquier traducción se queda corta. Un ejemplo: en el texto del evangelio en que Jesús bendice al Padre porque se revela a la gente sencilla (Mt 11,25), al término griego nepios le acompaña una rica constelación de significados: ignorante, simple, cándido, incauto, humilde, incompetente, ingenuo, inexperto... O en versión más de andar por casa: corto, de pocas luces, torpón, patoso, mostrenco, alcornoque, desmañado, cerril, bruto, duro de mollera... Hagan la prueba de darle a nepios el sentido de cualquier palabra de esa lista y verán cómo cambia y cuánto se acerca a su propia experiencia.

Algo de eso le pasó a aquel salmista que después de decirle a Dios que se sentía un necio y un ignorante, terminó reconociendo: “yo era un jumento delante de ti”. Y se quedó tan cool.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!