Noticias

Estaban presentes



26 de Mayo de 2014
Redacción
(0) Comentarios

Columna "Sillita baja", de Mª Dolores Aleixandre RSCJ, en la revista 21 de este mes de mayo.


Pregunta: “Según los evangelios sinópticos ¿había discípulos al pie de la cruz?”. Respuesta: “No padre, no había discípulos. Habían huido todos cuando prendieron a Jesús”. Seguimos repitiendo mecánicamente lo que siempre hemos oído, copiando sin darnos cuenta el formato de los antiguos catecismos y sin molestarnos en leer directamente el Evangelio.

Si lo hacemos, nos encontramos con la sorpresa de que, para hablar de las mujeres que contemplaban la escena desde lejos, los evangelistas emplean el lenguaje que caracteriza al discipulado: seguimiento, servicio y decisión de subir a Jerusalén con el Maestro. “Le habían seguido, le servían y habían subido con él a Jerusalén” (Mc 15,40-41).

Un poco más adelante, en la escena del sepulcro vacío, las vemos llevando perfumes a la tumba de Jesús y las palabras del ángel desvelan lo que habitaba su interioridad: “Buscáis a Jesús de Nazaret, el crucificado” (Mc 16,6). Lo han contemplado de lejos y, como la novia del Cantar, llevan su imagen grabada como un sello sobre su corazón y sobre su brazo: ya no tienen ningún otro centro de atracción que no sea él.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!