Noticias

Poderes



30 de Abril de 2014
Redacción
(0) Comentarios

Columna Sillita baja, de Dolores Aleixandre rscj, en la revista 21 de este mes de abril.


He estado hace poco en Sevilla y mi impresión al ver por primera vez de cerca al Cristo del Gran Poder, es la de que los poderes que ofrece están un poco pasados de moda. Ni comparación con los que ejercen los lobos de los wallstreet de por aquí, esos que aparecen cada día en las páginas de economía, política, sociedad o deportes de cualquier periódico.

Y sin necesidad de aparecer en prensa, nosotros mismos ponemos en marcha, en cuanto se tercia, nuestros propios poderíos: quedar por encima de los demás, tener la última palabra, conseguir reconocimiento y aplauso y otros más que todos sabemos. Qué difícil nos resulta entender los de Jesús y aficionarnos a ellos. Lo pensaba al ver el oro y piedras preciosas de las potencias en la imagen del Cristo y los casquetes, también de oro, que rematan los dos travesaños de la cruz que lleva a cuestas. Ya sé que expresan mucha devoción y mucho afecto y espero que los hermanos de Cofradía no me declaren persona non grata: sólo quiero decir que ese recubrimiento áureo revela nuestro intento (el que escondemos todos menos los santos…), de asimilar el Evangelio a nuestros valores y escapar de esa manera de ejercer el poder que es la de Jesús.

La Pascua vuelve a ponerle de nuevo ante nosotros desnudo en una cruz, despojado de todo menos de su silencio, su asombrosa mansedumbre, su increíble amor. Pero es precisamente ahí donde ha querido ejercer su Gran Poder.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!