Noticias

¡No nos dejemos robar la esperanza!



06 de Abril de 2014
Redacción
(1) Comentarios

Comentario al evangelio dominical de la mano de Osvaldo Aparicio ss.cc., párroco de los SS.CC. de Madrid.


(Foto de Rafael Núñez Ollero)

El hombre evoluciona y las culturas progresan; pero, no importa en qué época o cultura, el hombre sigue planteándose la eterna pregunta: ¿Qué sentido tiene la existencia? ¿Hacia dónde caminan nuestra vida y la historia?

Partiendo de esta experiencia, el evangelio de hoy -resurrección de Lázaro- se nos presenta como una nueva catequesis bautismal para señalarnos dónde o en quién podemos encontrar la respuesta.

Marta y María, apenadas por la muerte de su hermano Lázaro y doloridas por la tardanza de Jesús en venir a visitar a su amigo enfermo, se quejan: Señor, si hubieras estado aquí, no habría muerto nuestro hermano. Marta y María lloran la muerte del hermano; y Jesús, viéndolas llorar, muy conmovido, se echa también a llorar. Jesús no es impasible. Se conmueve. Llora ante el dolor y la muerte.

Hay muchas muertes en nuestra vida, que preceden a la muerte definitiva, “el último enemigo del hombre”. Muchas muertes que nos hacen sufrir y llorar. Jesús, como con Marta y María, llora con nosotros. Hay muertes corporales: la enfermedad, el dolor…; muertes psicológicas: tristezas, depresiones, desesperanzas, soledad, falta de amor…; muertes sociológicas: pobrezas, marginaciones, inmigración, paro… Precisamente hoy nos propone Cáritas la Campaña contra el Paro con el lema “Juntos lo conseguiremos”. Hay muertes culturales: falta de formación, analfabetismo ..; muertes morales: egoísmo, corrupción, ausencia de valores, odios, indiferencia ante el prójimo …; y hay muertes espirituales cuando se aleja a Dios del horizonte de la existencia y se elimina su dimensión transcendente. A propósito de ello el Papa nos habla de la “desertificación” espiritual, fruto del proyecto de sociedades que quieren construirse sin Dios o que destruyen sus raíces cristianas. Nos indica que también la propia familia o el propio lugar de trabajo pueden ser ese desierto espiritual.

Frente a estas situaciones de muerte y de desierto que tanto nos afectan y que pueden sumergirnos en la desesperanza, Jesús quiere entablar con nosotros y con la sociedad el mismo diálogo que mantuvo con Marta. En esta cuaresma Jesús nos ha ofrecido el Agua Viva que calma nuestra sed y la Luz que disipa nuestras oscuridades. Hoy se nos ofrece como Vida y Vida en plenitud: Yo soy la Resurrección y la Vida.

Jesús es la Vida que nos hace superar las muchas muertes parciales que afligen la existencia de cada persona y de la sociedad en su conjunto. Más aún, Jesús es la Vida en la que se puede encontrar respuesta al interrogante más crucial que nos hacemos: ¿Se agota nuestra vida en la muerte? ¿Nuestras ansias de vida plena son pura ilusión? ¿El sepulcro mata toda esperanza?

Yo soy la resurrección y la vida: el que cree en mí, aunque haya muerto, vivirá; y el que está vivo y cree en mí, no morirá para siempre. Después Jesús nos hace una pregunta directa: ¿CREES ESTO? ¿Te fías de mí? La fe en Jesús (Agua Viva, Luz y Vida) sacia nuestros deseos, ilumina nuestras sombras, nos llena de esperanza y hace de nosotros “personas-cántaros” para dar de beber a los demás. El Papa nos dice que en el mundo contemporáneo hay muchos signos de sed de Dios y del sentido último de la existencia, y nos recuerda que estamos llamados a ser personas-cántaros para dar de beber a los demás. Tenemos que ser personas de esperanza y sembradores de esperanza. ¡No nos dejemos robar la esperanza!, nos exhorta el Papa.

 
Comentarios
 
1  |  rafa  | 06-04-2014

La esperanza es el asidero para quienes la otra cara de la alegría les golpea en sus diversas formas.El agua de vida es la sonrisa de Dios

 
1
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!