Noticias

Escándalos



26 de Marzo de 2014
Redacción
(0) Comentarios

Columna de Mª Dolores Aleixandre Parra RSCJ en la revista 21 del mes de marzo.


Sea lo que sea lo que están pensando al leer el título, no van por buen camino porque aquí va de traducciones. Resulta que antes de significar desvergüenza, desenfreno o inmoralidad, la palabra aludía en griego a las trampas con que se cazaban animales salvajes: si en vez de un animal eres tú quien la pisa, como en las películas de Indiana Jones, te caes dentro y quedas apresado. Eso era precisamente lo que dice el evangelio de Marcos que les pasaba a los paisanos de Jesús cuando él apareció por allí a saludar, a contarles las cosas que iba aprendiendo del Padre y a tocar con sus manos sus vidas tan heridas. Se encontró con gente entrampada/escandalizada en el hoyo de sus costumbres inmutables, incapacitada para asomarse fuera ver que algo nuevo estaba llegando: el chico que hacía chapuzas en sus casas para arreglarles cosas, el hijo de la señora María, decía cosas que ellos nunca habían oído y hacía en otros lugares signos que no correspondían a su condición. “Hasta aquí podíamos llegar”, se dijeron unos a otros, recocidos dentro de su trampa. “A nosotros nos va a dar el pego este listillo con saberes que no hemos controlado nosotros y poderes que no nos ha pedido permiso para ejercer”. Lo ya sabido se comió a lo nuevo, lo acostumbrado paralizó lo insólito, lo familiar bloqueó lo inédito y anuló la palabra del que les hablaba de otra familia, de otros parentescos, de otras patrias.

Ojalá no nos pase a nosotros lo mismo.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!