Noticias

El rebusque



22 de Febrero de 2014
Redacción
(0) Comentarios

Columna "Todo corazón" de Nacho Moreno ss.cc. en la revista 21 de este mes de febrero.


Por donde habito hay abundantes contenedores de distintas basuras. Yo soy ampliamente partidario de separar residuos. Es bueno hacer la vida más fácil a los demás y es apreciable el deseo ecologista de mejorar un poco el mundo, al que tanto afeamos.

El rebusque es una tarea muy antigua: cuando no queda mucho más que hacer se puede acudir a lo que han dejado los demás. A los contenedores acuden distintos personajes armados con un pedazo de tubería con un extremo doblado para poder rasgar bolsas de distintos colores. Tenemos moda en las bolsas de basura, hay quien las prefiere negras para que no se vea la inmundicia propia ni ajena, otros verdes para señalar la ruta del contenedor o amarillas para los botes. “Mi madre las prefiere moraítas, hacen juego con la encimera”, se dice.

Grupos de rumanos actúan en mi calle, van y vienen, y si encuentran algo que vale lo colocan en un carrito de niño sin niño. Se comunican por el móvil, supongo que advierten a la parentela: basura buena a estribor, contenedor lleno en la esquina, posible hallazgo dos calles más acá... Y allá van. A veces se gritan, quizá un viaje en balde. Reconozco un poco avergonzado que me molesta ver a los que escrutan la porquería, quizá porque yo no quisiera verme nunca en este ejercicio. Todo se desparrama y se desordena, pero hay que reconocer que el primer desorden es que tenga que haber gente viviendo así.

Creo que un poco de esfuerzo ecológico es necesario. Algunos hablaron de la necesidad de una teoría de la ecología humana. Sería algo así como cuidar de los humanos, preocuparse por ellos, a lo mejor tratar de tener un respeto por todos. Claro que los seguidores de Jesús ya lo habían inventado y se llama misericordia. Una actitud muy hermosa para con las personas, con el mundo y también en torno a la basura que las personas rebuscan. Misericordia entrañable o, al menos, un respetuoso silencio. Eso me exijo, porque soy uno de los que miran por la ventana.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!