Noticias

"Recortes angélicos"



25 de Enero de 2014
Redacción
(0) Comentarios

Columna “Sillita baja” de Dolores Aleixandre RSCJ en la revista 21 de enero.


Lo peculiar de estos recortes consiste en que no son coyunturales sino permanentes. Año tras año, en las lecturas de los Evangelios de la infancia según Lucas, leemos al final de la escena de la Anunciación: “Y el ángel, dejándola, se fue” (Lc 1,38); y en la del anuncio a los pastores: “Cuando los ángeles se marcharon al cielo…” (Lc 2,15). Eso quiere decir que, tanto a María como a los pastores, les fue retirada la subvención angélica en un determinado momento y tuvieron que arreglarse con la Palabra recibida y quedarse con la realidad tal cual, aPalabrada, eso sí, pero sin rastro ya del apoyo de mensajeros celestes, resplandores, anuncios o cánticos.

Enero es un buen mes para ejercitarnos, pasada la Navidad, en esto de acoger el modo de presencia del Señor en nuestras vidas que es la propia del “tiempo ordinario”. Más oscura, más silenciosa, más sobria pero tan radiante como la otra para quien tiene fe. Aunque se haya acabado ya el año que le habíamos dedicado.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!