Noticias

Nueva reseña del libro de S. Damián de Jan De Volder



18 de Enero de 2014
Redacción
(0) Comentarios

El libro "San Damián de Molokai. Un santo para nuestro tiempo" acaba de ser citado por el Superior General en su carta con ocasión del anuncio de 2014 como "Año Damián". Además, recientemente fray Ángel Pérez Casado OP hace una reseña en la revista "Vida sobrenatural" que ahora reproducimos.


Apasionante la lectura del relato de la vida de San Damián de Molokai: el santo belga que se hizo leproso con los leprosos para llevarles un hálito de esperanza y de humanidad. Jan de Volder, también belga, buen escritor y doctor en Historia Social y Religiosa, ha escrito una biografía del santo de Molokai que se lee de un tirón.

Jozef de Veuster –nombre de pila del P. Damián– nació el 3 de enero de 1840 y fue el séptimo hijo de una familia muy católica. Siguiendo los pasos de su hermano August, ingresó en la Congregación de los Sagrados Corazones de Jesús y de María el año 1859, cambiando su nombre por el de Damián probablemente en recuerdo de la historia del martirio de los hermanos médicos San Cosme y San Damián, cuyo relato había escuchado con admiración durante su infancia en el hogar familiar. De temperamento decidido y fuerte, pronto encauzó su vida religiosa hacia un campo extremadamente difícil y arriesgado: la plena incorporación humana y espiritual a la colonia de aislamiento de los leprosos de Molokai, en las islas Hawái. Cuando el P. Damián llega a Molokai, se encuentra con un panorama desolador, no sólo por los estragos de la dura enfermedad de la lepra, que poco a poco va pudriendo el cuerpo humano, sino también porque aquellos desechos humanos llevados por la desesperación, con frecuencia se sumergían en un caos moral. Damián se entrega de lleno a aliviar los sufrimientos de esos seres abandonados y a abrirles un camino de esperanza.

Y junto a este trabajo agotador, el P. Damián tiene que sufrir otra dura prueba: la incomprensión y falta de apoyo en su tarea pastoral por parte de algunos de sus Superiores más inmediatos. Damián fue fuerte y permaneció firme hasta el final, muriendo leproso el 15 de abril de 1889. Había completado su trabajo evangelizador con una entrega absoluta. El 11 de octubre de 2009 fue canonizado por Benedicto XVI.

Fray Ángel Pérez Casado, OP

Vida Sobrenatural 691 (enero-febrero de 2014) 76-77.

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!