Noticias

"Hemos visto su estrella"



06 de Enero de 2014
Redacción
(0) Comentarios

Comentario al Evangelio de la Solemnidad de la Epifanía, de la mano de Miguel Díaz Sada ss.cc.


Adoración de los Magos del Belén Viviente del Colegio San José SS.CC. de Sevilla

Venimos a adorarlo

Los “reyes, los magos o los sabios” de Oriente han visto la estrella y la siguen sin desfallecer hasta dar con el Niño de Belén. Al encontrarle, se llenan de inmensa alegría, le adoran y le ofrecen sus dones.

La historia de los magos está llena de simbolismo. Es una hermosa catequesis sobre la manifestación de Dios en Jesús y sobre nuestro propio camino de fe. Nosotros somos esos “buscadores” de Jesús. Tomemos conciencia agradecida del camino recorrido.

Los magos buscan. También nosotros buscamos: buscamos el sentido de la vida, el origen y destino de la vida y de nuestro mundo. Sin esta aspiración de fondo, nadie inicia un camino. Prefiere quedarse en casa, con los suyos y con sus cosas, sin preguntar ni inquietarse. Es una actitud paralizante. Es la tentación del pragmático puro y duro.

Nosotros hemos superado este planteamiento. Nos hemos puesto en camino; hemos tenido destellos de luz en nuestro corazón y hemos encontrado personas que para nosotros han sido “estrella” que lleva a Belén; les estamos muy agradecidos.

No ha sido un camino de rosas. Noches oscuras. Silencio de Dios y de los hombres. Cansancios y miedos. Los magos perseveran en la búsqueda. También nosotros: preguntamos y nos preguntamos, oramos, actuamos como si viéramos la estrella, aunque ... “es de noche”.

Al final hay encuentro. Eso es la fe: encuentro. Nos llena de inmensa alegría. Es un gozo creer en el Niño de Belén, adorarle y hacerle nuestros regalos.

¿Qué le ofrecemos nosotros al Niño de Belén? Qué maravilloso sería si le pudiéramos decir: “Aparte de nuestro cariño y emoción de encontrarte, no tenemos nada que regalarte, pues todo se lo hemos dado a tus hermanos más pequeños: niños necesitados de juguetes y de alimento, familias sin hogar, ancianos sin cariño; a ellos les hemos entregado nuestro tiempo y nuestros dones”.

“Gracias, Niño de Belén, pues al dar de lo nuestro y al darnos nosotros, hemos recibido el más hermoso regalo de toda nuestra vida: hemos visto tu estrella en nuestros corazones".

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!