Noticias

Celebración de la Buena Madre en Jerez



25 de Noviembre de 2013
Fernando Cordero ss.cc.
(1) Comentarios

En la tarde del 24 de noviembre nos hemos juntado un grupo de 30 hermanos y hermanas de comunidades de Sevilla, Jerez y San Fernando, así como de la rama secular en la Casa de Espiritualidad p. Damián de Jerez. Esta ocasión nos ha dado la oportunidad de conocer a las novicias congoleñas que prácticamente acaban de llegar a España -llevan un mes-. Son cuatro jóvenes que derrochan alegría y que se van comunicando muy bien en nuestro idioma. También hemos conocido a Brígida que es una hermana mozambiqueña y que vive también en la comunidad del noviciado.


Tras los saludos y visita a las obras de la casa, hemos tenido un largo rato de adoración que ha preparado y dirigido Rosa María Ferreiro. Al comenzar la adoración las novicias han cantado y danzado un canto en francés mientras portaban el cuadro con la Fundadora, un cirio, flores y el emblema de los Sagrados Corazones. El himno hacía alusión al abandono de la Buena Madre en Dios y a “consumirse como un cirio”, tan propios en la espiritualidad de la M. Enriqueta. Hemos tenido presente la conclusión del Año de la Fe y a los que sufren:

“Hay mucha gente que lo pasa mal. Personas, familias, pueblos enteros… La magnitud de las necesidades es tal que nos sentimos impotentes pero no por eso queremos desentendernos la suerte que están corriendo nuestros hermanos”.

Después de la adoración, en la que ha habido espacio para tener presentes muchas realidades de nuestro mundo, de la Iglesia y de la Congregación hemos tenido una merienda, que ha servido para convivir y echar un buen rato juntos.

A todo esto se ha unido que era el cumpleaños de Rosa Ferreiro, por lo que hemos dado gracias especialmente al Señor por ella y por tenerla cerca de nosotros.

Me quedo con otro pensamiento de la adoración: “En ella (Enriqueta Aymer), el amor a Dios y a los hermanos era como las dos caras de una misma moneda. La contemplación la llevaba a poner generosamente su vida y sus bienes a disposición de todos, en una integración armoniosamente vivida…”.

Gracias, Señor, por el don de nuestros Fundadores y por nuestra familia religiosa que, para la Buena Madre, era una necesidad del Corazón de Dios. Mejor no se puede decir.

 
Comentarios
 
1  |  carmen  | 25-11-2013

Que Dios nos mantenga fieles para atender a esas necesidades de su Corazón que son las de nuestros hermanos más necesitados.

 
1
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!