Noticias

"Clase media de la santidad"



26 de Octubre de 2013
Redacción
(0) Comentarios

La revista Vida Nueva acaba de publicar el Pliego “Clase media de la santidad”, días previos a la Solemnidad de Todos los Santos, escrito por Fernando Cordero ss.cc. Esta fiesta es una llamada a la alegría, a sentirnos interpelados por tantos hermanos que nos precedieron y que disfrutan de la presencia amorosa de Dios. Ahora es nuestro turno para recorrer el itinerario que nos conduzca a la santidad, una santidad de la clase media a la que nos ha invitado el papa Francisco en la entrega discreta del día a día, sin hacer ruido y con un compromiso decidido por los últimos.


Todo ello sin creernos nominados al Nobel de la santidad, transitando la senda de la humildad y de la justicia. En esta ruta los santos nos preceden, inspiran y acompañan en el camino, con María, modelo de fe en el Amor, a la cabeza del grupo.

Al celebrar, al inicio de su pontificado, la eucaristía en la Basílica de San Pablo Extramuros, el papa Francisco ha invitado a los cristianos a vivir un testimonio callado y escondido en el día a día. “Hay santos ocultos, una especie de clase media de la santidad, como decía un escritor francés, esa clase media de la santidad de la que todos podemos formar parte”, señala el Obispo de Roma.

El escritor francés al que alude Francisco es Joseph Malègue, que dejó a medio terminar la novela Las clases medias de la santidad, publicada en 1958. Para este novelista católico, a la hora de profundizar en los fenómenos religiosos no hay que explorar solo el alma de los grandes santos, los “santos de primera”, sino que “las almas modestas contaban también; contaban además las clases medias de la santidad”. Para Malègue, “las clases medias, aunque por debajo de la santidad, están, no obstante, obligadas a practicar su imitación”. Se trata de una imitación rudimentaria, explicada de una manera gráfica a través de las dos plantas de un edificio. El piso bajo está muy a ras del suelo, pero “el primer piso (el de los santos) domina el piso bajo, lo explica, lo legitima, lo santifica, lo lleva a Dios de la mano”. Lo importante es no desanimarse: en el piso de abajo o en el sótano, donde nos toque vivir, no perdamos el tiempo en otra cosa que no sea la de tener como referente a Jesucristo, modelo de santidad.

“Algunos santos de segunda y bastantes de tercera”

En uno de los capítulos de Razones para el amor, el sacerdote José Luis Martín Descalzo recuerda esta intuición de Malègue: “Si abrimos con más atención los ojos, vemos que además de los santos de primera hay por el mundo algunos santos de segunda y bastantes de tercera. Esa buena gente que ama a Dios, esas personas que, cuando estamos con ellas, nos dan el sentimiento casi físico de la presencia viva de Dios; almas sencillas, pero entregadas; normales, pero fidelísimas. Auténticas clases medias de la santidad”.

A poco que perforemos la realidad de nuestro entorno, descubrimos testimonios de muchos cristianos que tratan de vivir su fe de una manera comprometida, generosa, fiel y alegre. Gente con corazón, que camina como Iglesia peregrina que conduce a sus hijos hacia el Padre.

Todos estamos llamados a ser santos, según el espíritu del Concilio Vaticano II. Como sugiere el sacerdote y novelista Jesús Sánchez Adalid con esta definición, que puede venirnos muy bien para el concepto de santos de clase media, “ser santo es seguir siendo una persona normal y corriente, sentir las preocupaciones de la vida, del desempleo, de la necesidad, de la enfermedad, de la soledad; y solidarizarse con quienes sufren para paliar su dolor. Y trabajar para cambiar el mundo”.

Algunos espejos en los que podemos mirarnos: Juan María Vianney, el santo cura de Ars; el beato Guillermo José Chaminade; la beata Teresa de Calcuta; el padre Damián de Molokai; san Vicente de Paúl; el beato Carlos de Foucauld; Luisa de Marillac; Teresa de Ávila; Teresa de Liseux; Catalina de Siena; Genoveva Torres; el beato Manuel Lozano Garrido, Lolo; Ceferino Jiménez Malla, El Pelé; los Mártires de Tibhirine; los beatos Eustaquio y Mario Ros...

Más información en:

http://www.vidanueva.es/2013/10/25/esa-clase-media-de-la-santidad-de-la-que-todos-podemos-formar-parte/

 
Comentarios
 
Déjanos tu opinión:

Nombre:
   

Dirección de E-mail:
   

Comentario:

 
 


Reload Image

Código:

 
   
 
Compartir

  • Print this article!
  • Digg
  • Sphinn
  • del.icio.us
  • Facebook
  • Mixx
  • Google Bookmarks
  • Meneame
  • Technorati
  • TwitThis
  • Netvibes
  • MySpace
  • LinkedIn
  • Turn this article into a PDF!
  • E-mail this story to a friend!